Hay que crear oficinas de mediación para el reencuentro de paciente y sanitario

El letrado participa el 27 de enero en el seminario de responsabilidad profesional sanitaria

Por Ana Blasco

Gonzalo Iturmendi: "Hay que crear oficinas de mediación para el reencuentro de paciente y sanitario".

.

Más de trescientos profesionales del mundo de la salud y del judicial asistirán el viernes en la ciudad a la II Jornada de aspectos prácticos de la responsabilidad profesional sanitaria, un foro independiente, multidisciplinar y plural en el que forman e informan sobra las herramientas y medidas para evitar el conflicto médico-paciente. El abogado Gonzalo Iturmendi expondrá una iniciativa única en España para resolverlos, una oficina de mediación abierta por el servicio de salud de Murcia.

¿Qué es la mediación sanitaria y quien puede recurrir a ella?

Es un método que implica un instrumento de calidad y prevención del riesgo para la resolución de los conflictos, no solo  desde el punto de vista de los pacientes, sino también de las personas e instituciones que concurren en el día a día de los servicios públicos de salud.

¿Cuáles son los más habituales?

Se ha iniciado con un de los temas más candentes, el de la responsabilidad civil patrimonial de las administraciones públicas por funcionamiento normal o anormal de las mismas. Desde luego, no es el único. Se puede aplicar también a conflictos que nacen de agresiones a los profesionales, por accidentes de trabajo, enfermedades profesionales relaciones laborales, problemas con usuarios con aseguradoras, contratistas, proveedores, temas de conciencia, libertad e independencia.

Por ahora el uso más habitual es el del paciente que reclama por una mala atención, ¿no?

Correcto, Es donde estamos viendo más experiencias porque, probablemente, es un tipo de conflicto en el que se pone a prueba todo el sistema sanitario. La mediación tiene un efecto terapéutico.

¿Por qué?

El objetivo final es alcanzar la paz. Es impulsar y propiciar la cordialidad y la voluntad de entendimiento entre las partes. También humanizar, ya que el interés de todos los servicios sanitarios es tratar bien a las personas y conseguir que no haya situaciones de desigualdad o falta de justicia y paz.

¿Qué ventajas tiene?

Muchas. Puede ser la vía apropiada para superar factores de riesgo, pero también una respuesta eficaz para la sostenibilidad del sistema de salud. El medico va a tener que seguir viendo al paciente por lo que es mucho mejor que se lleven bien. Las otras ventajas son la rapidez, economía, confidencialidad….He vivido mediaciones con un efecto terapéutico clarísimo. El sanitario ha podido ver a los ojos a la persona que le está reclamando y dar sus explicaciones con detenimiento. El que reclama sufre una transformación cuando las escucha atentamente y en ocasiones no sigue con la reclamación porque entiende que es suficiente. El problema era de lenguaje, de incomunicación y quizás, de falta de atención adecuada. El mediador tiene que fomentar la escucha activa, facilitar la comunicación, la comprensión y la concordia.

¿En qué puntos de España se está llevando a cabo?

Es una experiencia incipiente y la única comunidad que lo tiene instituido es la de Murcia. El resto de iniciativas se llevan a cabo en el ámbito de la mediación intrajudicial y en proyectos pilotos. La mediación se complica cuando la prestación del servicio público está hecha por una administración pública.

¿Por el conflicto de intereses si la administración pone la oficina y es ella la demandad?

Claro, pero en el caso de Murcia, lo que hizo el servicio de salud fue poner solo los medios, el marco de actuación en el que la entidad aseguradora habla con los afectados con la intervención de un mediador neutral, objetivo e imparcial.

¿Quién paga al mediador?

Lo deben de pagar las partes a medias. Pero muchas de estas primeras experiencias, están siendo de carácter gratuito. En Murcia también. También muchos de los casos de la mediación intrajudicial. Estos mediadores están obrando de buena fe intentando introducir en España la cultura de paz y concordia.

¿Cuánto llevan y cuales han sido los resultados? ¿Es efectiva?

Depende mucho de la entidad aseguradora. Unas son más propicias que otras. En Murcia, la actividad se inició en 2011, a raíz de un congreso. El resultado siempre es satisfactorio, pero las cifras aun no son relevantes. Los porcentajes están por encima del 97% de éxito cuando se pasa de las primeras sesiones.

¿Sigue siendo desconocido este método?

Mucho. Hay profesionales que no terminan de entenderlo o que no quieren entenderlo. Esto es como la lluvia fina poco a poco ira calando la llamada al entendimiento y al dialogo que ve los tribunales como la última solución y dan prioridad a que las partes puedan autocomponer la solución. Nos falta mucha mentalización, que irá consiguiéndose.

¿El SERGAS debería tomar nota?

Todos deberíamos tomar nota. En España tenemos una ley de mediación de conflictos (5/2012) con suficientes garantías y estructura como para desarrollar una oficina de mediación sanitaria en todas las comunidades y hacer realidad algo que es importantísimo el reencuentro entre el paciente y el sanitario.

FICHA PERSONAL

Gonzalo Iturmendi Morales. Abogado especializado en Derecho del seguro y responsabilidad civil, ejerce desde 1980 y es director del bufete G. Iturmendi y Asociados. Ocupa la Secretaría General de la Asociación Española de Gerencia de Riesgos y Seguros y es profesor de la Cátedra Unesco de Ciencia Política y Administrativa Comparada del Instituto Internacional de Ciencias Políticas. De forma altruista, es mediador en la Oficina de Mediación Sanitaria del Servicio Murciano de Salud.