Desde el año 2000, casi la mitad de las que eran las 500 mayores empresas del mundo han desaparecido

Según Pierre Nanterme, CEO de ACCENTURE, la falta de transformación digital ha sido la principal causa de su desaparición.

Bien entendido, el problema no es que no hayan hecho los deberes, es que otros competidores se les han anticipado y les han ganado la partida (el mercado crece poco en los últimos y próximos tiempos; lo que sucede es que cambia de manos).

Se trata sólo de estar a la última en hardware y software, en equipos y tecnología, o hay algo más…?

Se trata de pensar de otra manera:

“Si hacemos lo que siempre hemos hecho, no sucederá nada distinto a lo que siempre ha sucedido”.

Es un cambio de mentalidad (maneras, valores, cultura, prácticas…) de nuevos modelos de actuación, de nuevas formas de relacionarse con nuevos consumidores que quieren nuevos modelos de relación. Y se acabó…

¿Pueden generar el cambio los mismos que han conducido el negocio hasta aquí?:

“Básicamente, es más fácil enterrar una empresa que cambiarla sustancialmente”.

¡Pues vaya panorama…!

No quiero meter más miedo, ya vale pero, lo veas como lo veas, no cierres los ojos:

Vigila a tus competidores ( a los de siempre y a los nuevos, a los que hacen las cosas de otra manera, aunque tu no creas en eso).

Si tienes responsabilidades (propiedad o dirección), crea un grupo de trabajo (gente nueva, sin contaminar) y encárgales que visionen y diseñen el futuro de tu negocio.

Lidéralos emocionalmente (motívalos). No discutas, pero pregunta mucho hasta que lo entiendas, hasta agotarlos explicándose.

Si pasan tres meses y no te han conseguido ilusionar, una de dos: o los has elegido mal o no eres el líder del futuro de tu empresa.
Culpable en cualquier caso…pero no abandones, vuelve a la carga hasta dar con algo que creas que pueda ser viable…

Seguramente, en tu mismo sector, alguien está empezando a hacer las cosas de “otra manera”. Si es así, márcalo de cerca, tú, personalmente; que no te lo cuenten. Y no lo descalifiques a la primera…no te hagas tanto caso y observa. Puede que “los de siempre” del sector lo ninguneen pero piensa que, quizás, otros lo ven de otra manera y lo estén apoyando.

Los nuevos proyectos tardan en “cuajar” pero cuando cogen masa crítica, vuelan.
Atento, pues.

Jorge Luna