Mediación sanitaria

II Jornada “Aspectos prácticos de la responsabilidad profesional sanitaria”

Organizada por “Gestinvest-medical” en Vigo el 27 de enero del 2017

El Servicio Murciano de Salud (SMS) inició a comienzos de esta década la revisión del papel de la tramitación de las reclamaciones en materia de responsabilidad civil/patrimonial, a fin de dotar a los procesos de reclamación de los particulares de la máxima calidad, transparencia y eficacia. Así, el día 21 de junio de 2011 presentamos en el seno del “XX Congreso Derecho y Salud” celebrado en Murcia una ponencia sobre “La reclamación como instrumento de calidad y prevención del riesgo sanitario.” Aquel Congreso sirvió para poner de manifiesto públicamente el decidido compromiso del SMS por la mejora de calidad en los procesos de reclamación para la resolución de los conflictos con los particulares. El SMS apostó entonces y lo viene haciendo hasta ahora por la mediación de conflictos, como sistema alternativo para solventar los conflictos de responsabilidad civil médica y la sociedad ha reconocido el valor del compromiso de la Oficina de Mediación Sanitaria de cara a la resolución amistosa de conflictos de responsabilidad civil/patrimonial derivados de los servicios médicos y sanitarios prestados, lo que ha supuesto un reconocimiento al esfuerzo realizado por el equipo de profesionales que día a día intentan resolver los conflictos por el procedimiento de mediación. La experiencia práctica nos permite reflexionar hoy sobre los problemas para implantación en España y posibles soluciones de la mediación de conflictos sanitarios en el sistema.

El éxito o el fracaso de la mediación de conflictos sanitarios depende en gran parte de la difusión de la cultura de mediación en la sociedad y en particular en el ámbito sanitario.

El objetivo final de la mediación sanitaria es alcanzar la paz para resolver los problemas que surgen en el ámbito de los conflictos generados en este sector. Impulsar y propiciar la cordialidad y la voluntad de entendimiento entre las partes que se enfrentan en estos conflictos, en los que confluyen la incomunicación, ignorancia, desestructuración, desequilibrio entre las partes, opacidad, dignidad vital y un largo etcétera de factores que están más pendientes del economicismo irreflexivo y deshumanizador, que del interés por la persona y que empujan a situaciones de desigualdad y carencias de justicia y paz.

Los métodos alternativos de solución de conflictos pueden ser una vía apropiada para superar los factores de riesgos, una respuesta eficaz e instrumento de calidad que contribuye decididamente a la sostenibilidad del sistema de salud, por su rapidez,economía, confidencialidad para atender la solución de conflictos, con beneficios para todos los agentes implicados, usuarios del sistema, reclamantes, profesionales, entes públicos de salud, organizaciones privadas, aseguradores, asegurados, mediadores de seguros y cualquier otro sujeto implicado en la controversia.

Al fin, este tipo de mediación de conflictos no solo busca alcanzar la mera resolución de disputas puntuales, sino que persigue una finalidad esencial aún más trascendente. La mediación de conflictos sanitarios quiere hacer realidad la justicia de calidad, basada en una fórmula de autocomposición, como instrumento eficaz para la resolución de controversias cuando el conflicto afecta a derechos subjetivos de carácter disponible. Una llamada al diálogo y al entendimiento, ordenada a la paz jurídica, que concibe los tribunales de justicia como un último recurso al que acceder en caso de que no sea posible componer la situación por la mera voluntad de las partes enfrentadas porque no fueran capaces de poner fin, desde el acuerdo, a la situación de controversia.

Gonzalo Iturmendi Morales