Secuestro y extorsión, un riesgo empresarial de nueva generación

No es nada nuevo que oigamos hablar del riesgo de secuestro y extorsión vinculado a la actividad empresarial, pero no siendo nuevo si que es algo desconocido para las empresa en general, tal vez mas desconocido como suele suceder, para aquellas empresas que no han vivido en su seno un problema de esta magnitud.
Queda más que claro, que la empresa es responsable de la suerte de sus componentes o de las personas que realizan actividades bajo su tutela. En este sentido no podemos omitir que muchas de las organizaciones empresariales encomiendan a sus directivos y empleados trabajos que implican tener que desplazarse a países exteriores en los que se tiene intereses comerciales o económicos.
Pero en la delegación de estas misiones está en la mayoría de casos, ausente la valoración de los riesgos a los que exponemos a los miembros de nuestras organizaciones. Pero no solo tenemos que central la atención en los riesgos inherentes al propio viaje o a la salud de las personas cuando están desplazadas, sino que uno de los mas complejos sucesos que pueden surgir es el riesgo de secuestro o extorsión.
Si bien este riesgo se puede manifestar en cualquier país del mundo, incluido España, prestemos atención a un dato que por su frialdad podría considerarse insignificante. México en el año 2014 computo oficialmente 1.698 secuestros y 8.196 extorsiones, estos datos son los oficiales pero se calcula que podríamos multiplicar esta cifra por 3 y tal vez nos quedaríamos cortos en la valoración final.
Entre los 20 países que lideran la peligrosidad en esta materia, según datos de ControlRisks, https://riskmap.cotrolrisks.com se encuentran los siguientes:

1/ México 2/ India 3/ Nigeria 4/ Pakistán 5/ Venezuela 6/ Líbano
7/ Filipinas 8/ Afganistán 9/ Colombia 10/ Irak 11/ Siria 12/ Guatemala
13/ Yemen 14/ Libia 15/ Egipto 16/ Brasil 17/ Kenia 18/ Nepal
19/ Malasia 20/Sudáfrica

Estos países por ser los más peligrosos no son los únicos,  dado que países como Mauritania, Sierra Leona, Rusia, Armenia, Ucrania, Kazakstán, Argelia, Mauritania y un largo etc. son países catalogados de peligrosos para la seguridad personal.
En este sentido convendrá muy  mucho,  hacer un análisis de los riesgos inherentes a las personas desplazadas,  antes de poner en riesgo la integridad de nuestros colaboradores y por añadidura los recursos económicos de la empresa para solucionar un suceso de esta naturaleza.