Valoración de la responsabilidad de los administradores sociales y directivos

Una de las dificultades para las empresas a la hora de establecer criterios para valorar y cuantificar las responsabilidades de los administradores sociales y directivos de las empresas, pasa por no tener indicadores validos que permitan objetivarlos limites y principios de exposición a los que están sometidos.

Un estudio en esta materia realizado por Vameco-Protector Risk Magement ha culminado con una metodología sobre identificación, análisis, evaluación y gestión de riesgos, que permite a las organizaciones empresariales cuantificar este tipo de responsabilidades. De esta manera la gestión de riegos establece criterios de adaptación tanto de los controles internos como de los externos. Se trata pues, de evitar exponerse a los riesgos. Además arroja resultados y criterios objetivos de decisión en los límites de aseguramiento recomendados.
En este sentido el estudio analiza los siguientes elementos de la actividad para establecer los criterios de protección y gestión de riesgos:

  1. Niveles de gravedad y vulnerabilidad de la actividad de la organización según los parámetros de responsabilidad general y de responsabilidad medioambiental
  2. Valores de exposición al riesgo en seis apartados

  • Financiero
  • Mercado
  • Patrimonio
  • Medioambiental
  • Penal
  • Cumplimiento normativo

3. Valoración de los riesgos en la estrategia empresarial

4. Valoración económica-financiera de apalancamiento, eficiencia, equilibrio financiero, retorno de la inversión y riesgo en operaciones económicas

5. Valoración de los controles internos

6. Valoración de la calidad de la transferencia del riesgo

Estos principios fundamentales inductores a responsabilidad en las decisiones y gestión de los administradores y directivos, son completados por un análisis cuantitativo por coeficientes, que permite hallar tres conceptos determinantes del nivel de riesgo que cada organización tiene según sus propias características intrínsecas:

1) Valor máximo expuesto por la organización
2) Perdida máxima posible
3) Siniestro máximo probable

Una vez obtenido el principio cuantitativo de la organización, que establecerá los limites de aseguramiento y niveles de control sobre los riesgos, es necesario establecer la tolerancia al riesgo del empresario, los administradores y su equipo directivo. El objetivo: limitar el escenario de las acciones correctoras que amplíen el control sobre los riesgos y la gestión de riesgos, así como los importes necesarios de aseguramiento, franquicia y exceso de pérdidas que la organización está dispuesta a incorporar .

En definitiva esta metodología no solo permite optimizar los recursos económicos de aseguramiento y establecer criterios lógicos en sus límites, sino que además identifica los controles necesarios que deben seguirse para evitar incurrir en acontecimientos que pongan en peligro tanto el patrimonio empresarial como el patrimonio personal de aquellas personas que administran y dirigen la organización.

Con este sistema pasamos de valorar a ciegas a una valoración organizada y objetiva.

Además, el informe final es operativo y funcional. De esta manera se tangibiliza la gestión de riesgos y nos permite una base sólida, técnica y objetiva para la toma de decisiones.

Acceda al modelo de identificación, análisis, evaluación y gestión de riesgos de administradores y directivos.